Las quemaduras, a ninguno le gusta el calor

Las quemaduras no solo las provoca el calor, también pueden aparecer por el contacto con sustancias químicas que tienen propiedades corrosivas, como la sosa cáustica y el ácido clorhídrico. Para valorar la gravedad de una quemadura, es necesario medir en primer lugar la extensión de la lesión, la zona del cuerpo afectada y la causa que la ha provocado.

Las quemaduras son lesiones de los tejidos provocadas por el contacto con un tipo de calor elevado o con una sustancia corrosiva. Entre las causas de las quemaduras, que también determinan su gravedad, se incluyen llamas o una pieza de metal incandescente, agua hirviendo y el contacto con sustancias químicas corrosivas, como la sosa cáustica y el ácido clorhídrico. Las quemaduras solares serían otro tema. También en este caso la gravedad de la quemadura depende del nivel de exposición descontrolada a los rayos solares.

Con las quemaduras, el tamaño sí importa

La gravedad de la quemadura depende ante todo de la extensión de la lesión, de la zona del cuerpo afectada y de la causa que la ha provocado. Una quemadura de tercer grado pero de pequeñas dimensiones, por ejemplo, no pone en riesgo la vida. En cambio, una quemadura de segundo grado muy extensa puede tener un pronóstico más grave.

Quemaduras, mapa de las zonas más delicadas

Para valorar la gravedad de una quemadura, es necesario delimitar bien la zona afectada por la lesión. Es importante saber, por ejemplo, si están en riesgo, áreas cutáneas sometidas a estiramiento o partes delicadas de la piel como el cuello o el rostro. La gravedad de las quemaduras que afectan al rostro, los ojos, las orejas y los genitales siempre exige la valoración de un especialista.

Quemaduras, la importancia del calor

Otros factores que determinan la gravedad de la quemadura son el tipo y el calor específico del objeto responsable de la lesión. En general, las quemaduras provocadas por sustancias corrosivas son más extensas. Normalmente se consideran quemaduras graves todas las provocadas por sustancias cáusticas como el ácido clorhídrico, independientemente de su extensión.

La gravedad de una quemadura también depende del tiempo de exposición

Como puede intuirse fácilmente, el tiempo de exposición también influye en la gravedad de una quemadura. Algunas quemaduras de primer grado, con consecuencias menos graves, surgen por el contacto de la piel con objetos a 45 grados de temperatura durante 6 horas consecutivas. En cambio, bastan 2 minutos de contacto con un objeto a 51 grados o un solo segundo con un objeto a 60 grados para provocar una quemadura de la misma gravedad. Un solo segundo de contacto con objetos a 65 grados de temperatura es suficiente para provocar una quemadura de segundo grado.

Las quemaduras solares

Las quemaduras solares las provoca, como su propio nombre indica, la exposición de la piel al calor de los rayos del sol. Como ocurre con los demás tipos de quemaduras, es necesario conocer la profundidad y las dimensiones del área afectada para valorar su gravedad. Cuanto mayor es la zona afectada, mayor será el número de capilares dañados. Las quemaduras pueden provocar en la persona afectada un estado de deshidratación que puede llegar a ser peligroso si la zona quemada supera el 15 por ciento de la superficie de la piel en un adulto y el 10 por ciento en un niño.

¿Te ha resultado útil?

Este formulario no envía respuesta. Para cualquier petición o solicitud de información, utiliza el formulario de la página "Contacto".

También te puede interesar:
  • Calor y frío, la terapia del dolor

    La energía térmica se utiliza desde la antigüedad como tratamiento para aliviar el dolor. El efecto del frío sobre los traumatismos y del calor sobre los espasmos de los músculos estriados y lisos alivia las molestias y los ...

    Saber más
  • ¿Te has torcido algo? Te contamos qué hacer

    Si te has hecho una torcedura, por ejemplo, en la rodilla o en el tobillo, te conviene saber reconocer los síntomas del esguince y cómo tratarlo correctamente y con tranquilidad. Te damos algunos consejos sencillos de intervención ...

    Saber más
  • Te aclaramos la diferencia entre dolor cervical, lumbar y dorsal

    Un pequeño dolor en la espalda… otro en las cervicales… Aprendamos juntos a reconocer los dolores de las zonas más importantes de nuestro cuerpo. Pero sobre todo pasa a la acción en la vida cotidiana: basta con un poco de ...

    Saber más
Podría interesarte
  • Gasas Stericompress Soft

    Las compresas Stericompress Soft son gasas estériles suaves en tejido no tejido.

    saber más
  • Esparadrapo Soft Fix

    Esparadrapos de cambio frecuente para pieles delicadas

    saber más
  • Fast Ice

    Es una práctica bolsa de hielo monouso en tejido no tejido que contiene hielo instantáneo. Muy cómoda de utilizar en casa y fuera de ella.

    saber más