SOS esguinces: hielo y vendaje de inmediato

Como sabes, el esguince es el traumatismo ortopédico más común. Durante años el tratamiento más utilizado ha sido la escayola, pero actualmente existen varios tipos de vendas que te evitarán el incómodo yeso y las molestias derivadas de una inmovilidad forzada y prolongada. ¿Crees que acabas de sufrir un esguince? ¡Esto es lo que necesitas para intervenir lo antes posible!

Un esguince es la torcedura brusca de los ligamentos de una articulación. ¿Cuántas veces has apoyado mal el pie y has perdido el equilibrio? Cuando el esguince es de carácter leve, los ligamentos de la articulación consiguen, gracias a su elasticidad, mantener la posición de los huesos sin sufrir daños. Pero si las fuerzas en juego son considerables, los ligamentos pueden sufrir lesiones de mayor gravedad.

El frío, el gran aliado contra los esguinces.

Si tienes la mala suerte de sufrir un esguince, lo primero que debes hacer es aplicarte frío para reducir un poco el dolor y bajar la hinchazón. Para ello puedes utilizar la bolsa de hielo de toda la vida, que habrás de llenar con cubitos de hielo del congelador. También puedes recurrir al hielo sintético listo para usar, ya sea en formato spray o en cómodas bolsitas monouso. Otra posibilidad es aplicarte prácticas almohadillas de gel directamente en la zona dolorida sujetándolas con bandas elásticas. Sácalas del congelador y fíjalas sobre la zona afectada: tu esguince disfrutará del alivio gradual del frío.

Después del hielo, es hora de las vendas elásticas.

¿Te has aplicado hielo en el esguince? Bien, ahora es momento de vendarte la zona. Hazlo inmediatamente después del traumatismo para reducir el edema y el hematoma. Lo mejor es colocar un vendaje encima de un apósito salvapiel que proteja la piel. Realiza el vendaje procurando no cortar la circulación. Si la hinchazón no baja después de unas horas, acude a tu médico o directamente a Urgencias: es posible que necesites una aspiración de líquido, un vendaje rígido o, en el peor de los casos, una escayola.

Prevén los esguinces con un vendaje estabilizante

¿Juegas al baloncesto y ya has sufrido varios esguinces, por ejemplo en el tobillo? Tu médico podrá aconsejarte, a modo preventivo y para evitar el riesgo de recaída, un vendaje que estabilice la articulación afectada de manera dinámica: se llama “taping” o vendaje neuromuscular. Para ello se utilizan vendas anelásticas (es decir, no extensibles) junto con apósitos salvapiel.

¿Te ha resultado útil?

Este formulario no envía respuesta. Para cualquier petición o solicitud de información, utiliza el formulario de la página "Contacto".

También te puede interesar:
  • Calor y frío, la terapia del dolor

    La energía térmica se utiliza desde la antigüedad como tratamiento para aliviar el dolor. El efecto del frío sobre los traumatismos y del calor sobre los espasmos de los músculos estriados y lisos alivia las molestias y los ...

    Saber más
  • Un poco de frío contra el dolor

    La terapia de frío puede serte de verdadera ayuda para aliviar los dolores derivados de pequeños problemas diarios, como contusiones leves o picaduras de insectos. Existen muchos productos que permiten aprovechar el poder del ...

    Saber más
  • ¿Te has torcido algo? Te contamos qué hacer

    Si te has hecho una torcedura, por ejemplo, en la rodilla o en el tobillo, te conviene saber reconocer los síntomas del esguince y cómo tratarlo correctamente y con tranquilidad. Te damos algunos consejos sencillos de intervención ...

    Saber más
Podría interesarte
  • Fast Ice

    Es una práctica bolsa de hielo monouso en tejido no tejido que contiene hielo instantáneo. Muy cómoda de utilizar en casa y fuera de ella.

    saber más
  • Thermogel Rodilla

    Es una práctica almohadilla de gel reutilizable, especialmente diseñada para adaptarse a la forma de la rodilla, que libera gradualmente calor o frío ...

    saber más
  • Ice Spray

    Es hielo en spray indicado para traumatismos leves o graves.

    saber más