mapa |  contáctenos |  indicarlo a un amigo |  Normal TextMedium TextLarge Text  Italiano (Italia) Português (Portugal) Español (España) Français (France) English (United Kingdom)
En profundidad
aEl mercurio se jubila, pero la fiebre no
Decimos adiós al viejo termómetro de mercurio.
Con aquellas rayas difíciles de leer y la fragilidad del cristal siempre a punto de romperse, a partir del 3 de abril, el termómetro tradicional con la columnita que subía o bajaba ha recibido definitivamente la jubilación.
 
De hecho, a partir de esta fecha entrará en vigor el decreto ministerial de 30 de julio de 2008, adoptado en aplicación de una directiva de la Unión Europea, cuyo objetivo es evitar que los termómetros, y en concreto el mercurio, acaben en la basura y causen daños en el medio ambiente y, a largo plazo, en la salud humana. Obviamente, quien lo tenga en casa podrá continuar utilizándolo; la norma se aplicará a todos los aparatos que se fabriquen a partir de esta fecha.
 
A fin de satisfacer las necesidades de todos los consumidores y respetar el medio ambiente, Pic Solution, líder del mercado italiano de termómetros, ha decidido conjugar totalmente la filosofía inspirada por el legislador no tan sólo con la renovación completa de la gama sino también con la aplicación de las tecnologías más seguras e innovadoras para que el termómetro sea un instrumento más seguro, fiable y fácil de usar.
 
Tras haber superado las pruebas más estrictas de calidad y fiabilidad y haber obtenido la certificación clínica hospitalaria que avala un alto nivel de precisión, ha creado una gama completa de termómetros digitales: VedoDigit II, VedoLente, VedoEasy y VedoPremium.
 
Probados clínicamente y con garantía ilimitada, existen 4 modelos en el mercado destinados a satisfacer las necesidades de todos, incluso de los más pequeños. Desde el más sencillo e inmediato (VedoDigit II), al aparato con lente de aumento en el estuche (VedoLente), al que dispone de una pantalla de gran formato, alarma acústica de fiebre y con un diseño innovador (VedoEasy) hasta el “no va más de la gama” (VedoPremium), el que presenta mayor número de accesorios y que incluye una pantalla ancha, una tecnología check Light con alarma visual de fiebre que señala la existencia o no de fiebre y una sonda flexible, ideal para los niños.
 
La gripe de este año será recordada por muchas familias no sólo por la “fiebre habitual” sino, sobre todo, por el instrumento utilizado para medirla… ¡aunque obviamente lo ideal sería que el nuevo termómetro se quedara en el cajón!
aManos siempre limpias contra la gripe A
La propagación del nuevo virus de la gripe A/H1N1 ha suscitado tanta alarma y preocupación en todo el mundo que, el pasado 11 de enero de 2009, la Organización Mundial de la Salud declaró el estado de pandemia gripal con el paso a la fase 6 (máxima alerta). Esta gripe es una infección vírica aguda del aparato respiratorio, presenta síntomas muy parecidos a los síntomas típicos de la gripe y, al igual que esta última, puede desembocar en complicaciones graves como la pulmonía. Se le ha dado el nombre de “gripe porcina” porque los primeros casos se produjeron en contactos inmediatos entre cerdos y humanos. De hecho, este virus se desarrolló originalmente entre los porcinos pero posteriormente se adaptó al ser humano y se propagó por contagio entre las personas. Los síntomas de la nueva gripe humana del virus A (H1N1) son parecidos a los de la "típica" gripe estacional: fiebre, somnolencia, debilidad, cefalea, malestar generalizado, pérdida de apetito, tos.
Algunas personas presentan también escalofríos, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea. ¿Cómo podemos protegernos? La transmisión de la gripe del virus A (H1N1) es igual a la de la gripe normal: a través de las gotitas de saliva y de las secreciones respiratorias directas (tos, estornudos, conversaciones a distancia muy corta), o bien indirectamente, por tocar objetos “contaminados” por estas gotitas.
Lo primero que debemos hacer para evitar o reducir drásticamente el contagio, sobre todo si compartimos espacios laborales o familiares con otras personas, es lavarnos las manos con frecuencia, prácticamente cada vez que toquemos un objeto que pueda haber sido tocado por otras personas. Los datos de la propagación nos indican que esta gripe se transmite con mucha mayor facilidad en lugares colectivos y, concretamente, en los colegios: de hecho, los niños y los jóvenes son los que presentan mayor vulnerabilidad ante esta infección respecto a los adultos y a las personas más ancianas, las cuales podrían haber contraído en el pasado un virus parecido y estarían inmunizados. Lavarse las manos con agua y jabón con cierta regularidad y frecuencia, o bien con soluciones detergentes a base de alcohol o con toallitas desinfectantes, reduce la posibilidad de que posibles elementos contaminantes entren en contacto con los ojos, la nariz y la boca, dificultando así la transmisión del virus.
aLa transgresión de las normas
El placer de lo prohibido, las ganas de evadirse… Hasta hace unos años, es decir, cuando había una especie de visión única de la diabetes con restricciones alimentarias rígidas, el diabético que transgredía cediendo a las tentaciones del paladar solía hacerlo sin sentido de la medida y con consecuencias para la salud que a veces eran incluso graves.
Por suerte, hoy las cosas han cambiado mucho y la diabetes ya no se considera una enfermedad igual en todos los casos, sino que se sabe que cada persona afectada tiene unas características específicas. Sobre todo, con un enfoque terapéutico personalizado, se ha llegado a la conclusión de que la calidad de vida es fundamental para motivar a quien sufre de diabetes a que se cuide. Una buena calidad de vida se consigue también (¿sobre todo?) con pequeños momentos de felicidad. Así, sin salir del ámbito gastronómico, podríamos hablar de una porción de tarta, un pastelito, una onza de chocolate, un helado…
No tiene sentido demonizar un alimento en concreto. Quien presta atención al modo en que se alimenta, como un diabético con un buen control glucémico, sabe que la comida en sí no es buena ni mala, sino que lo importante es cuándo y, sobre todo, cuánto se consume. Por ejemplo, se puede incluir en la dieta cotidiana una copa de vino con las comidas, si no hay contraindicaciones para el hígado y si el diabetólogo y el dietista están de acuerdo.
Al igual que ocurre con la alimentación de cualquier persona que se preocupe por su salud, para los diabéticos de tipo 2, los efectos de la transgresión de las reglas se pueden limitar tomando algunas precauciones. Por ejemplo, si se desea comer una porción de tarta de postre, se puede intentar evitar o reducir el consumo de pan o fruta. En cambio, los enfermos de diabetes de tipo 1, disponen de estrategias específicas que puede diseñar el equipo médico que se ocupa de ellos. En todos los casos, es importante que el resto de la comida esté bien equilibrado y que sea abundante en fibra, que ralentiza la absorción de los azúcares y limita el aumento de la glucemia.
Del mismo modo que conviene intercambiar los alimentos, otra buena estrategia consiste en consumir el dulce de postre y no con el estómago vacío. Si no se ha comido nada antes, se provoca un fuerte aumento de la glucemia, mientras que si se consume al final de la comida (sobre todo si antes se ha suministrado insulina), los azúcares simples presentes en el dulce se absorberán mucho más lentamente, mezclándose con los otros alimentos.
Es fundamental el enfoque psicológico de quien sufre diabetes. La transgresión de la norma debe ser un placer. Quien ha llegado a aceptar suficientemente la enfermedad, está en buenas condiciones de salud y tiene un control glucémico óptimo, además de dar una satisfacción al paladar, reforzará la autoestima y tendrá una sensación positiva con respecto a su capacidad de afrontar y controlar la diabetes. En cambio, quien tiene dificultades en aceptar su condición, sobre todo si se trata de una persona golosa, podría vivir esta pequeña transgresión como una tentación demasiado fuerte, que podría abrir las puertas a una pérdida de control sobre su alimentación.  
aUna barrera contra las infecciones, incluso en el agua
La estación más esperada ya está a la vuelta de la esquina y, como cada año, el agua se convertirá en un elemento destacado de nuestra vida cotidiana: muchos ya están “resoplando” en las piscinas urbanas para perder kilos de cara a la temida prueba del traje de baño, y dentro de unas semanas los baños en el mar, en el lago y en las piscinas al aire libre alegrarán nuestro tiempo libre y nuestras vacaciones.
 
Para todos aquellos que pasarán buena parte de los próximos meses “en remojo”, ya sea en agua salada o en agua dulce, el departamento de investigación Pic ha creado un producto innovador y tecnológicamente avanzado: Aquabloc.
 
Aquabloc es un apósito tan fino como una segunda piel, diseñado y desarrollado para asegurar la máxima protección de la herida contra el agua y las bacterias, en el ámbito de un proceso continuo de renovación de la gama de apósitos.
 
Presente en el mercado en dos versiones: "Strip" para las pequeñas heridas y "Postoperatorios" para heridas de mayor tamaño. Aquabloc ha sido realizado con un soporte especial de poliuretano hidrofílico con un grosor de 20 micras (1 micra es la milésima parte de un milímetro), ultrafino y altamente transpirante gracias a la combinación con un adhesivo especial. Este innovador material evita el molesto efecto “arrugamiento”, típico de los demás productos existentes en el mercado. Aquabloc, una vez seco, recupera por completo su forma original.
 
Pero la investigación Pic va más allá… de hecho, para evitar que la sangre y otros flujos salgan a la superficie, ha estudiado y elegido un tampón hidrofóbico especial. Además de ser una barrera estéril e impermeable contra el agua y las bacterias.
Aquabloc presenta otras ventajas: puede mantenerse sobre la epidermis durante varios días, es altamente transpirable gracias a una óptima tolerancia del adhesivo, es ultrafino y nada molesto. Es el apósito ideal para todas aquellas situaciones en las que la piel se somete a calentamiento y/o exudación y el adhesivo se expone a duras pruebas.
 
Compañeros de los meses más calurosos, los productos Aquabloc seguramente también se utilizarán en las estaciones frías… ¡y olvídese para siempre de los apósitos que obstruyen el desagüe de la ducha cuando se despegan de la piel!
chiudi


VAI ALLA PAGINA DI MySkin

chiudi
Pic Check
chiudi
Pic Thermogel
chiudi
Pic MySkin
chiudi
Pic Vedo Premium